Entrevista Cruz Negra Anarquista Parte2

Esta es la segunda de tres partes de una entrevista con dos militantes de la Cruz Negra Anarquista sobre la represión que se está viviendo en la Ciudad de México, especialmente a partir del primero de diciembre 2012, cuando regresa al poder el PRI. Este mismo dia, una gran manifestación de rechazo hacia el nuevo presidente EPN, viene fuertemente reprimida dejando un saldo de un muerto, el compañero Francisco Kuy Kendall, otro compañero que pierde un ojo, Uriel Sandoval, y otra persona todavía sigue desaparecida, Teodulfo Torres, El Tio, además de muchas detenciones.

 En este segundo audio explican la importancia de fechas como el 2 de octubre y el 10 de junio para el movimiento mexicano, especialmente el estudiantil. Es normal que en estas fechas mucha gente salga a las calle para conmemorar las dos masacres de Tlatelolco en 1968 y El Halconazo del ’71. Históricamente estas dos marchas fueron bastante tensas, con disturbios y detenciones pero, a partir de 2003, el GDF empieza a enfocar su atención sobre lxs anarquistas.

Desde 2009 empieza una estrategia de detenciones arbitrarias hacia personas de grupos específicos, acusadas de delitos fabricados y que son encarceladas durante meses en espera del jucio.

Nos cuentan también de las nuevas estrategias iniciadas el 1 de septiembre, día en el que EPN iba a presentar el informe de los primeros meses de gobierno. Estas estrategias incluyen: desplegamiento de un operativo policiaco enorme, hostigamiento continuo y selectivo hacia los grupos ácratas y libertarios, violencia hacia lxs manifestantes que después de unas horas de detención son abandonados en algún punto de la ciudad, dispersión territorial de lxs detenidxs y prolongamiento de los tiempos procesuales, complicando las acciones de solidaridad y el pago de cauciones altisimas por ser liberadxs en espera de los juicios.

Uno de los casos emblemáticos de esta “nueva” ola represiva es el del compa Jorge Mario González García, detenido con otros compañeros en un autobus antes de llegar a la marcha del 2 de octubre 2013 y acusado de ataque a la paz pública. La jueza niega a Mario el pago de una fianza para su liberación, considerándolo un individuo peligroso que, desde su punto de vista, había riesgo de fuga del proceso penal. Así, Mario empezó una larga huelga de hambre que duró 56 dias y que interumpió únicamente por graves complicaciones en su estado de salud.

El 10 de enero 2014 Mario es sentenciado a 5 años y 9 meses y actualmente se ha presentado un amparo en contra de esta sentencia.